Saltar sección del título principal

La Torre del Visco

Saltar sección del contenido

"Un paréntesis en el tiempo"

Lejos del mundanal ruido, desde La Torre del Visco se admira el fascinante paisaje de este valle que aún no ha sido alterado por el hombre y la vida moderna. La masía, con su torre de 1449, está rodeada de románticos jardines de rosales y olivos y se alza en medio de una finca de 89 hectáreas delimitada por el río Tastavins y el macizo montañoso de los Puertos de Beceite. En la propiedad producen su propio aceite, frutas y hortalizas de cultivo ecológico para surtir al restaurante. En los seductores espacios interiores, sumérjase en una novela junto al fuego, juegue al ajedrez o toque el piano. De noche, las estrellas brillan como en pocos sitios.

Saltar sección de convocatorias